07 diciembre 2011

El hombre del tiempo en huelga.

Los hombres del tiempo están de huelga. Ayer una treintena de trabajadores de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) se manifestaban ataviados con camisetas de Comisiones Obreras (CCOO) ante el Ministerio de Medio Ambiente. No querían una mejora salarial ni luchaban por impedir despidos. La protesta era para denunciar «el desmantelamiento» del servicio de predicción de fenómenos meteorológicos adversos, lo que, en su opinión, creará «situaciones de riesgo para la seguridad nacional».

La sección sindical de la Aemet ha convocado cuatro días de huelga -del 3 al 6 de diciembre-, que afectarán sólo a la predicción a dos días. El soporte a aeropuertos y servicios marítimos así como la predicción nacional seguirán funcionando con normalidad.

La protesta se debe a la reforma ya aprobada del sistema de predicción meteorológica. En los años 80, el entonces Instituto Nacional de Meteorología estableció un sistema radial en el que los avisos se generaban desde 11 centros, uno por cada autonomía grande. Según los técnicos de Aemet consultados esto ha generado problemas en los últimos años cuando no coincidían los pronósticos. La actual reforma centraliza las predicciones en dos centros peninsulares (Madrid y Valencia) y uno en Canarias. Y especializa el resto en cuatro categorías: predicción marítima, aeronáutica, de montaña y agrícola.

«Los mejores técnicos de Aemet consideran que la situación era insostenible», explica un meteorólogo de la agencia. «Era una demanda que se venía pidiendo desde hace años, el sistema era un ejemplo claro de administración multiplicada innecesariamente».

«No supone el cierre de ningún centro ni ningún despido ni bajadas salariales», asegura el portavoz de Aemet, Ángel Rivera. «Sólo mejora la atención a usuarios como Protección Civil». También ha supuesto el cambio de turno de 24 horas cada cuatro días que tenían algunos trabajadores y al que no querían renunciar. Para Miguel Martínez, portavoz de la protesta, la Agencia ha optado por «trasladar al personal dedicado a esa vigilancia a lugares sin ninguna relevancia».

No hay comentarios:

Publicar un comentario