30 julio 2015

Benetton entre los favoritos del podium

En los entrenamientos llevados a cabo en el circuito italiano de Imola, Senna no dudó un instante en acudir al box de Williams y tener una charla de más de media hora con el inválido Frank Williams, queriendo dar de esa forma un serio aviso, a McLaren y Honda, sobre sus intenciones de cara a 1993.

Senna termina su contrato con McLaren al final de esta temporada, y el brasileño es un hombre que siempre quiere tener una máquina ganadora, lo cual no es su caso ahora mismo, y no duda en provocar los celos de su «patrón» y de Honda para hacer que reaccionen y le den de nuevo un monoplaza capaz de ganar carreras, que es lo que él busca. Mientras Senna hablaba con Frank Williams, a la vista de todos, Riccardo Patrese rodaba por la pista italiana, mostrándose el piloto más rápido de estos entrenamientos privados, en los que no fue seguido de cerca ni por los McLaren, ni por los Ferrari. Estos, al mismo tiempo, realizaron intensas pruebas, destinadas sobre todo a dar fiabilidad a su motor, en su' versión del año 92, primer paso pata poder comenzar a trabajar en el desarrollo del chásis, que al igual que el de McLaren tampoco se ha mostrado demasiado competitivo en estos primeros compases de la temporada. 

El problema de McLaren y de Ferrari quizás no sea tanto que sus monoplazas estén mal concebidos, sino que el. Williams, como dijo Senna en Brasil, «está en otra galaxia», y de esa forma pone en evidencia a los equipos tradicionalmente favoritos para el mundial. La batalla por el título no ha hecho más que empezar y a pesar de la ventaja que llevan los Williams-Renault, en este equipo no se confían y el fabricante francés de motores ha preparado ya una nueva versión de su motor de diez cilindros, que será estrenada oficialmente en los entrenamientos del Gran Premio de España, aunque ya se han llevado a cabo pruebas en algunos de los más importantes circuitos europeos. Este nuevo motor será utilizado tan sólo en los entrenamientos y para ello Mansell y Patrese disponen en los boxes de Montmeló de dos monoplazas cada uno. Tradicionalmente, el primer G.P. disputado en Europa es muy pródigo en novedades, y en esta ocasión podremos ver en el español los nuevos monoplazas de Minardi y Benetton. 

Este último equipo, con el alemán Schumacher a la cabeza, se ha mostrado la revelación de la temporada, sobre todo por haber relegado a Ferrari y McLaren al papel de meros comparsas en cada carrera. Schumacher, con el Benetton del año pasado, ha sido capaz de situarse por delante de los McLaren y Ferrari, luchando con ellos y batiéndolos de manera muy contundente. El nuevo Benetton B192, con una aerodinámica distinta a la del anterior, será de nuevo uno de los favoritos al podio, que ya ha ocupado en las dos últimas carreras celebradas este año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario