08 marzo 2014

Los apps en la televisión

Prácticamente todos los fabricantes de televisión tienen su propia tienda de aplicaciones para los modelos más inteligentes, pero el éxito dista mucho del de las tabletas y los teléfonos móviles. 

Samsung lidera la categoría con más de 20 millones de apps descargadas por los usuarios de sus televisores, pero en este CES prácticamente todos han redoblado esfuerzos. Panasonic, por ejemplo, se apunta algún aliado de renombre para su plataforma Viera Connect: Myspace tendrá un canal entero dedicado en los modelos de este año. 

Al igual que ocurre con Google TV, sin embargo, no todas las apps están preparadas para funcionar en España y la experiencia es más fragmentada que la que se tiene al comprar desde el teléfono. Hay mucho potencial en los juegos y las aplicaciones educativas.

Cuatro veces más píxeles
Los primeros modelos compatibles con el estándar 4K (cuatro veces más resolución que Full HD) ya están listos para llegar al mercado. Por ahora, se trata de televisores de gran tamaño, de más de 80 pulgadas como este modelo de Sharp, pero podría llegar a extenderse a pantallas más pequeñas en el futuro. 

4K hace referencia a la resolución horizontal, cercana a los 4.000 píxeles, y, aunque todavía no hay un soporte físico ni un estándar definido para resoluciones tan elevadas, estas pantallas son capaces de multiplicar y adaptar sin problemas la señal Full HD de un disco Blu-Ray. Además de grandes televisores HD, varios fabricantes esperan comercializar este año proyectores compatibles. La resolución es superior incluso a la que se usa en el cine digital, casi el doble en muchos casos.

En busca del color perfecto
La televisión OLED podría convertirse en una realidad este año. Hasta ahora, sólo Sony se ha atrevido con un modelo comercial basado en esta tecnología, que mejora el contraste y el color frente a los LCD y LED-LCD actuales. Samsung y LG tienen lista una pantalla de 55 pulgadas OLED que llegará al mercado a finales de año. Son increíblemente delgadas, apenas cuatro milímetros, y muy ligeras, siete kilos de peso. Sony, mientras tanto, ha decidido centrar sus esfuerzos en una alternativa de menor precio. 

Pondrá en el mercado una televisión LCD retroiluminada por más de seis millones de LEDs individuales, uno para cada componente de color en el píxel. Apagándolos cuando no sea necesario iluminar una porción de pantalla se consiguen contrastes similares a los paneles OLED.

No hay comentarios:

Publicar un comentario